Pricing Table Particle

Quickly drive clicks-and-mortar catalysts for change
  • Basic
  • Standard Compliant Channels
  • $50
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 1 GB of space
  • Support at $25/hour
  • Sign Up
  • Premium
  • Standard Compliant Channels
  • $100
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 10 GB of space
  • Support at $15/hour
  • Sign Up
  • Platinum
  • Standard Compliant Channels
  • $250
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 30 GB of space
  • Support at $5/hour
  • Sign Up

“El buen hijo siempre vuelve a casa”, reza un viejo refrán utilizado en tiempos bíblicos y que aplica en el caso de Rómulo Otero, volante ofensivo que salió del Caracas en la temporada 2014-2015 hacia el exterior y quien no pierde la oportunidad para reencontrarse con sus afectos, así como también entrenar en la cancha del Cocodrilos Sport Park.

 

Llegó al país el pasado sábado y no pasaron muchos días para volverse a vestir de corto y reencontrarse con su casa. “El domingo no había entrenamientos y las piernas me estaban picando para venir a entrenar; por eso estoy feliz de estar en mi casa con mis compañeros; obviamente muchos no han llegado porque están viajando, pero estoy ansioso porque lleguen para poder abrazarlos y saludarlos”, comentó de entrada Otero.

 

Desde el primer momento en el que subí las escaleras me pasó por la cabeza todo mi pasado en la institución; desde la sub-17, sub-20, segunda y profesional, la verdad que me siento feliz de estar nuevamente en Cocodrilos Sport Park, la cual siento que es parte de mí y de mi carrera. Hablé con el presidente, me dio la bienvenida y que me sintiese como en mi casa”, describió visiblemente emocionado.

 

La selección. Otero forma parte de la primera lista de 40 jugadores que dio el seleccionador nacional Rafael Dudamel para la Copa América de Brasil. “Estoy muy ilusionado por jugar la Copa. Es por eso que también me estoy entrenando, para mantenerme en ritmo competitivo y así estar apto por si quedo entre los 23 y sino estar ciento por ciento bien físicamente para reincorporarme a mi club en Brasil”, aseguró.

 

Con respecto a la llave que disputa el Caracas ante el Liverpool de Uruguay por la Conmebol Sudamericana, a Otero le quedó “una sensación amarga por la pérdida, pero al mismo tiempo sé que el equipo jugó muy bien y que le daremos vuelta a ese resultado. Estoy ansioso por verlos jugar nuevamente en el Olímpico; si no me llaman antes de la selección estaré allí el próximo martes en el estadio para apoyarlos”, concluyó.

Recorte Diario Meridiano

Foto: Archivo Diaro Meridiano

La partida del director técnico Carlos Horacio Moreno (16-08-1948) en horas de la mañana de este lunes 13 de mayo conmocionó a todo el fútbol venezolano, en especial a la familia del Caracas Fútbol Club. Su paso por el equipo más ganador del balompié nacional entre los años 2000 y 2002 dejó dos títulos que marcaron un antes y un después en la historia de la institución avileña, primero la Copa República Bolivariana de Venezuela (17 de diciembre de 2000) y luego la quinta estrella en el escudo (27 de mayo de 2001).

El técnico argentino fue contratado por el doctor Guillermo Valentiner, presidente del Rojo, en julio de 2000, para suceder en el cargo al técnico Manuel Plasencia. De entrada le tocó remar en aguas complicadas, puesto que por trabajos en el campo del Estadio Nacional Brigido Iriarte, el club tuvo que disputar sus partidos de local en el estadio Giuseppe Antonelli de Maracay.

En ese primer semestre Moreno quedó líder del grupo centro oriental, compuesto por Italchacao, Carabobo, Mineros de Guayana, Deportivo Galicia, Atlético Monagas, Llaneros de Guanare y UD Lara, con 27 puntos, por lo que enfrentó en la final (formato de ida y vuelta) al Deportivo Táchira, equipo que lideró el grupo Occidental con 26 unidades.

Tras el sorteo celebrado en la Federación Venezolana de Fútbol, la ida se jugó en Maracay el domingo 10 de diciembre del 2000, un encuentro que se caracterizó por el buen manejo de pelota y exquisito fútbol del cuadro avileño, sello inconfundible de los equipos de Moreno, ante un conjunto rival muy experimentado que para la época era dirigido por Walter “Cata” Roque.

Caracas se adelantó a los 51 minutos con tanto de Héctor “Turbo” González a pase desde la banda derecha del “Mago” Stalin Rivas, mientras que a los 85' Jorge "El Zurdo" Rojas empalmó de cabeza un tiro libre cobrado por Rivas. En la agonía del encuentro, el brasileño Giovanni José Daniel marcó por Táchira a los 92 (2-1) para dejar en suspenso la final en la vuelta.

Ese día Moreno alineó a César Baena, Rafael Mea Vitali, Carlos García, José Manuel Rey, Jorge Rojas, Héctor González, Ederlei Pereira, Wuiswell Isea (Andrés Rouga, 72’), Luis Vera (Jesús Valiente, 47), Stalin Rivas y Alexander Rondón (Juan García, 80).

Vuelta olímpica en Pueblo Nuevo. El partido de vuelta de la final aún es recordado por toda la fanaticada del equipo. Marcó un antes y un después en la institución. Primero por cómo se le dio vuelta al marcador tras regresar de un dos a cero en contra y segundo por el incidente ocurrido tras la finalización del partido, recordado como la “quema del autobús”.

Táchira se adelantó a los once minutos con tanto marcado por el argentino Claudio Rivadero, quien también se encargó de anotar el segundo al 52. Tras los cambios realizados por Moreno el equipo reaccionó y consiguió el empate a dos.

Primero al 76' en un tiro de esquina cobrado por Rivas, el cual fue rematado de cabeza por el brasileño Ederlei Pereira. Con la llave empatada a goles parecía que se decidiría el campeón en penales, pero una maravillosa pared en el área de Alexander “Pequeño” Rondón y Stalin Rivas fue decisiva para el tanto del “Mago”.

“Con Rouga como lateral izquierdo pasamos a línea de cuatro, con lo que pudimos controlar a Giovanni Daniel, y cuando Táchira perdió la pelota, falló en su fútbol, perdió la pelota, se desesperó y perdió el horizonte; esa fue la clave para obtener el triunfo”, declaró el técnico argentino ese día al diario Meridiano.

Moreno alineó ese día a César Baena; Rafael Mea Vitali, Carlos García, José Manuel Rey, Jorge Rojas, Héctor González, Jesús Valiente (Juan García, 61), Wiswell Isea (Andrés Rouga, 46), Ederlei Pereira, Stalin Rivas y Alexander Rondón (Luis Márquez, 90+3).

La quinta estrella en el Brigido. En el Torneo Nacional (primer semestre del 2001), Caracas siguió jugando en Maracay a excepción del último partido ante Nacional Táchira, el cual lo pudo disputar en el Brigido Iriarte.

Solo Trujillanos, quien llegaba a la décimo octava jornada con dos puntos menos que el Rojo, podía arrebatarle el título a los dirigidos por Carlos Horacio Moreno, por lo que los jugadores decidieron resolver el encuentro desde temprano.

Con goles de John Jairo Reino (19’), Alexander Rondón (24’) y Rodrigo Riep (32’), el  Caracas de Carlos Horacio Moreno venció al Nacional Táchira que era dirigido por Carlos Restrepo. Un partido que tuvo varios significados, entre ellos el reencuentro del equipo con la afición capitalina, el retiro de César “Guacharaca” Baena del fútbol profesional, y la obtención de la quinta estrella en la historia del club, gesta que no se alcanzaba desde la temporada 1996-1997 con Pedro Febles.

Ese día Moreno colocó en cancha a César Baena (Javier Toyo, 83); Ceferino Bencomo (Carlos García, 78), Rafael Mea Vitali, José Manuel Rey, Ederlei Pereira, Luis Vera, Jorge Rojas, Stalin Rivas, Rodrigo Riep, Alexander Rondón (Héctor González, 65) y al colombiano John Jairo Reino.

Tras la consecución de la estrella, el profesor Moreno declaró para el periódico El Nacional lo siguiente: “Gracias al cielo se nos dio. Tuvimos la ayuda de mucha gente, desde el doctor Guillermo Valentiner hacia abajo. Fue un trabajo arduo, pensado y planificado, así que estoy muy contento y orgulloso de este grupo”.

Ese 27 de mayo de 2001 le agradeció al cielo por el título que consiguió con Caracas y casi 18 años después desde el cielo le tocará observar y analizar el fútbol como solo él sabía hacerlo. Con su metodología de trabajo dejó una huella imborrable en la historia del club y con su característico “sí señor” con el que asentía cuando estaba de acuerdo con algo será recordado por siempre.

Recorte Diario El Nacional

Foto: Archivo Diaro El Nacional 

Copa Caracas x7 3

Este sábado en el Salón Ten de Cocodrilos Sports Park, inició la primera edición de la Copa Caracas x7, la primera competencia Fútbol-7 de carácter amateur organizado por Los Rojos del Ávila y patrocinado por McDonald’s, sponsor oficial del Caracas FC. Adicionalmente, los asistentes no solo tendrán partidos vibrantes y llenos de fútbol, también disfrutarán del Mundial Rusia 2018 en pantalla gigante en las instalaciones ubicadas en la Cota 905.

El torneo avileño se divide en dos grupos de cinco equipos cada uno y se disputa en cada uno de ellos, dos boletos directos a Semifinales. El Grupo A está conformado por Los Chikilukis, La Perla, Deportivo UCV, D.O.P y Sport Antímano y por el Grupo B participa Vae Victis, Jugones, BlueWest, Laboratorios Vargas y Los Demonios Rojos.

LA GALANTERÍA PISÓ FUERTE EN EL GRUPO A

El primer duelo de la zafra avileña lo Los Chikilukis frente a La Perla, quien el primero superó 2-1 al segundo, tras dominar el primer tiempo, aunque solo pudo estampar una sola diana en la pizarra. En el segundo tiempo, Francesco Vinciguerra finiquitó la paridad momentánea hasta que, a falta de cuatro minutos de culminar el duelo, Esteban Torres selló la victoria.

En el segundo duelo de Los Chikilukis no dejó que el cansancio dominara su artillería y con un contundente 6x2, superó a Sport Antímano, gracias al par de dobletes de Alejandro Colmenares, David Henriques y tantos en solitario de Georges Lahoud y Víctor Colmenarez. Por último, para cerrar la primera fecha, D.O.P. superó sin problemas a Deportivo UCV con marcador final de 3x0.

VAE VICTIS SUMÓ PAR DE CONQUISTAS EN EL GRUPO B

Por su parte Vae Victis inició su accionar en el Grupo B al propinar una goleada de 9-1 a Jugones, gracias a la enorme labor de Venacio Vásquez y Luis Baroni con triplete y doblete goleador, respectivamente, y dianas en solitario de Manuel Escalona, Gustavo Borges, Thomas Vásquez y Miguelangel Gaeta.

Sin embargo, Vae Victis no la tuvo fácil y ante Los Demonios Rojos protagonizaron uno de los duelo más intensos y frenéticos de la jornada al finalizar 3-2, resultado que se definió a favor del conjunto del proverbio romano en los últimos minutos del careo gracias a las anotaciones de Venancio Vasquez y Luis Baroni.

El primer día de competencia culminó con otro duelo cerrado y en el cual BlueWest y Laboratorios Vargas hicieron gala de su técnica, intensidad y lucha por la tenencia de la pelota en todos los sectores de la cancha. Sin embargo, el cerrojo defensivo de ambos equipos y la falta de fortuna en algunas ocasiones, generó una sola celebración que finiquitó el cuadro azul y de esta manera se llevó los tres puntos por la mínima diferencia.

RESULTADOS GRUPO A

Los Chikilukis 2-1 La Perla

Los Chikilukis 6-2 Sport Antímano

Deportivo UCV 0-3 D.O.P.

RESULTADOS GRUPO B

Vae Victis 9-1 Jugones

Vae Victis 3-2 Los Demonios Rojos

BlueWest 1-0 Laboratorios Vargas

 

JORNADA 2 GRUPO A

Los Chikilukis vs Deportivo UCV – 9 AM

Deportivo UCV vs Sport Antímano – 11 AM

La Perla vs D.O.P – 1 PM

JORNADA 2 GRUPO B

Vae Victis vs BlueWest – 10 AM

BlueWest vs Los Demonios Rojos - 12 AM

Jugones vs Laboratorios Vargas - 2 PM

Copa Caracas x7 2

1. Camerino

Caracas Fútbol Club, de la mano con la Fundación UCV, Deportivo La Guaira, Metropolitanos Fútbol Club y UCV FC reestrenaron la mañana de este jueves el Estadio Olímpico de la UCV, luego de más de 6 meses de arduo trabajo y una grandísima inversión por parte de todos los clubes, devolviéndole a la capital un recinto deportivo de alto nivel para el desarrollo del balompié.

“Todo esto es un trabajo en conjunto para la mejora del fútbol venezolano en general… No solo se ha trabajado en camerinos, sino también en sala prensa, baños y vendrá una nueva etapa que se ocupará de las cabinas de transmisión”, fueron las primeras palabras de Rostin González, presidente de la Organización Deportiva Cocodrilos, en su intervención.

Asimismo, el mandamás avileño destacó en compromiso que tiene el conjunto once veces campeón de Venezuela con el coso de los chaguaramos, resaltando que en este también podrán disfrutar el estudiantado. “Este es un estadio de la universidad, no es de los equipos a pesar de que hagamos vida aquí. Todos debemos cuidarlo y mantenerlo”, agregó González.

3. Camerino

Por último, el dirigente avileño resaltó el trabajo en conjunto que mantendrán realizando los clubes para que el Olímpico se mantenga en un estado óptimo. “Estamos comprometidos con la Fundación UCV para seguir trabajando por este bonito estadio. Queremos que Caracas continúe teniendo un estadio digno para el desarrollo del balompié criollo”, concluyó.

El venidero miércoles, 19 de septiembre, Caracas Fútbol Club será el encargado de dar la patada inicial en el nuevo césped del Estadio Olímpico de la UCV cuando reciba al Club Atlético Paranaense de Brasil por la ida de los octavos de final de la CONMEBOL Sudamericana 2018.

10. Estadio Olímpico

Este miércoles en las instalaciones de Cocodrilos Sports Park, PKCELL confirmó su apuesta al deporte venezolano al extender para la Temporada 2018, el patrocinio con el Caracas Fútbol Club y Cocodrilos de Caracas, elencos que defienden con garra en cada gramado y tabloncillo de la nación el orgullo de la capital.

La empresa dedicada al rubro de baterías alcalinas y recargables está presente en la indumentaria de juego de los dos cuadros competitivos que hacen vida en la Organización Deportiva Cocodrilos (O.D.C), siendo parte vital en cada uno de los logros que han sumado ambos planteles en los últimos meses.

“El baloncesto y el fútbol son energía, son poder, y eso es lo que la marca apoya en Cocodrilos de Caracas y Caracas Fútbol Club. PKCELL siempre ha estado comprometido con la juventud, el deporte y el presente de Venezuela”, expresó en primer lugar, Manuel Medina, Gerente General de la marca criolla. “Estamos orgullosos de sellar un nuevo compromiso con los clubes más grandes de la historia del deporte del país para este 2018, Caracas y Cocodrilos, donde juntos seguiremos haciendo historia y disfrutaremos de cada victoria”, agregó.

Con su lema “Green energy, easy life”, la marca ha demostrado desde el primer momento su gran pasión por los colores caraqueños. “Los Saurios y Los Rojos del Ávila junto a PKCELL, han formado un equipo formidable que enaltece al venezolano con una alianza ganadora”, acotó Medina sumamente orgulloso.

Por su parte, el presidente de la O.D.C, Rostin González demostró su satisfacción por la ampliación de una relación que ha dado sus frutos desde el primer día. “De parte de la Organización Deportiva Cocodrilos, estamos felices de perdurar con esta alianza y esperamos que juntos sigamos creciendo en la conquista de cada uno de nuestros objetivos”, señaló al momento de estampar su rúbrica que selló de forma oficial el fortalecimiento de esta unión para ambas instituciones.

De esta forma, la Organización Deportiva Cocodrilos desea el mayor de los éxitos y prosperidad a PKCELL en este nuevo paso dentro de la institución avileña.


recertification
fork lift recertification
forklift recertification